Tutorial: Máquina Arcade con Raspberry Pi y RetroPie

Publicado por en DIY el 27/10/2015
Comentarios:

No todo va ser trabajar, así que hoy os traigo un nuevo proyecto! Ésta vez toca echar unas partidas a juegos clásicos con ésta máquina recreativa Arcade con Raspberry Pi. Hay bastante información en la red sobre cómo hacer éste tipo de máquinas y realmente es un proyecto muy entretenido que hace que puedas recordar viejos momentos con los amiguetes. Además, no tienes por qué utilizar una Raspberry Pi, sino que también puedes aprovechar algún viejo equipo que tengas por casa y darle una segunda vida. Todo se basa en el sistema RetroPie que facilita mucho las cosas y casi no hay que configurar nada para que funcione sin mayor problema.

A continuación os dejo el tutorial y por supuesto no dudeis en dejar vuestro comentario y compartirlo con vuestro amiguetes. Y si haces éste proyecto, envíanos unas fotos, queremos verlo!

Tus proyectos tienen hambre, ¡aliméntalos!

Cómo hacer una Máquina Arcade con Raspberry Pi y RetroPie

Empiezo por una plancha de madera de pino de 19 milímetros. Es una madera bastante barata y es un material que se encuentra en cualquier sitio y se deja trabajar fácilmente. Comienzo dibujando la forma de un lateral. No he seguido un plano en concreto, aunque sí he procurado ceñirme a unas medidas que no pasen de 50 centímetros de ancho por 50 centímetros de alto. El tamaño final depende de cada uno. También he redondeado todas las esquinas para darle un mejor aspecto.

Una vez que tengo todo dibujado, paso a cortar las piezas utilizando una caladora. Para un mejor acabado del corte, es recomendable utilizar una mecha de corte fino con dientes pequeños. De esta forma el corte será más liso y evitaremos tener que lijar mucho después (sí, odio lijar).

Hay que seguir la linea lo más cerca posible y lo más preciso que se pueda. Una vez más, cuánto mejor cortes ahora, menos tendrás que lijar después (he dicho que odio lijar?). Primero hice los cortes rectos para luego repasar las esquinas redondas. Lleva un ratito, pero es entretenido. Con el primer lateral hecho, lo utilizo directamente como plantilla para dibujar el otro lateral que es idéntico. Repito de nuevo todo el proceso, cuidando de seguir lo mejor posible todas las lineas. Lo más difícil ya ha pasado, ya que ahora todas las demás piezas son rectangulares de una medida en concreto. Con estas medidas decido el ancho total de la máquina que es de unos 50 centímetros y que permite echar unas partidas a dos sin mayor problema. Así que tomo las medidas, marco todo debidamente y de nuevo vuelta a mi fiel caladora.

No puedo dejar de insistir en que debes seguir las lineas lo mejor que puedas, ya que te evitarás lijar con todo el polvo que eso supone!

El siguiente paso es medir la posición de los listones que unirán las diferentes piezas. Tampoco hay nada escrito, pero siempre hay que tener en cuenta el grosor de la madera para que todo encaje sin problema. Todo el interior se sostiene con estos listones, unidos con pegamento para madera y reforzados con tornillos. Simplemente los corto a la medida correcta y empiezo a unir las primeras partes. 

Esto ya va cogiendo forma y ya puedo empezar a unir varias piezas con la ayuda de los listones, al igual que he hecho antes. Voy colocando los demás listones un poco a ojo según avanzo, pero si tienes cuidado con el grosor de la madera y eres un poco coherente, se va colocando todo como si fuera un puzzle. El sistema siempre es el mismo: medir, hacer un taladro para el tornillo, pegar y atornillar. Siempre está bien medir dos veces antes de atornillar, te evitarás muchas vueltas y tiempo perdido. Venga que esto ya va tomando forma y falta menos para echar unas partidas!

Llega el momento de hacer una de las partes más importantes de la máquina: el tablero de mandos. Para eso me he ayudado de mi máquina CNC y como no me coje entero el tablero dentro de la máquina, he tenido que medir el centro de cada mando de los jugadores y hacer el fresado en dos partes. Si no tienes una máquina CNC, no te preocupes, ya que para los pulsadores puedes utilizar una broca de 28mm.

Como esta madera es relativamente blanda, puedo trabajar directamente con una fresa de 8 milímetros, 3500 vueltas por minuto a una velocidad de 600 milímetros por minuto, así que no toma demasiado tiempo. Existen diversas plantillas de mandos en Internet en las que te puedas basar para respetar las proporciones y que sean cómodos para jugar. Hay varios estilos, el que he utilizado es para 6 botones por jugador ligeramente inclinados más la palanca.

Bueno, esto como es de esperar hace mucho polvo, así que despues de un poco de limpieza, tengo la pieza hecha. Simplemente con un poco de lija estoy listo para probar si todos los botones encajan bien y empezar ya el siguiente paso.

Para la plancha de los mandos he puesto una pequeñas visagras que me permitirán abrir y cerrar esta parte fácilemente. También cuando falle algún botón, podré acceder cómodamente a esta parte, aunque espero que eso no ocurra a menudo y dependerá mucho si los amiguetes juegan como salvajes. Pero bueno, al fin y al cabo, esto es para darle zurra así que no voy a preocuparme por eso ahora. La prueba de fuego para esto será el Metal Slug 4 o Street Fighter! ;)

Lo siguiente consiste en hacer el soporte del monitor. Yo he aprovechado uno viejo de 17 pulgadas que por detrás tiene agujeros para soportes VESA. Así que marco el tablero con el espaciado correcto y hagos los taladros. Compruebo que está centrado y ahora puedo marcar la posición del tablero dentro de la caja y ajustar la inclinación del mismo. Todo el conjunto se sujeta con unas piezas en L que aguantan perfectamente el peso del monitor y toda la electrónica que más adelante le voy a poner.

Ahora es el turno de la parte superior que llevará el rótulo con luces. Es un poco difícil trabajar aquí ya que el taladro no coje del todo, así que paciencia, un poco de maña y todo va a su sitio.

Llega el momento de aplicar una pintura selladora para madera. Eso tapará los poros del tablero y ayudará a que la pintura se agarre de forma consistente. Tras limpiar bien la madera, aplico una capa por todas las diferentes partes con una pequeña brocha.

Y con la magia de la téle, ya tengo la caja pintada de un azul electrizante o por lo menos, eso es lo que indicaba el bote de spray que he utilizado. Así que manos a la obra y comienzo por instalar todos los pulsadores. A continuación, instalo todo el cableado necesario para que todo funcione.

Pero primero comienzo por colocarlo todo en su sitio, así como las tuercas de sujeción. No es necesario apretar como si no hubiese mañana, simplemente con que quede firme es suficiente. Instalo los pequeños interruptores asegurándome que hacen todos el característico click al pulsar los botones, ya que a veces por una mala instalación pueden dar lugar a fallos. Hay que repasarlo todo, eso evita más de un dolor de cabeza más adelante por una mala colocación.
Es muy fácil que todo se vuelva una masa de cables, así que hay que intentar dejarlo colocado lo mejor posible y como siempre las bridas son tus amigas, úsalas a discreción.

Antes de dejar todo el cableado fino, termino la instalación de los altavoces en su sitio, así como la pantalla. También me aseguro de que todo sigue encajando correctamente antes de continuar.

El corazón de la máquina es una Raspbery Pi B+, y para ella hago pequeñas marcas sobre el tablero que soporta el monitor y así poner atornillarla sin peligro de que baile por ahi dentro. Hago lo mismo para un pequeño amplificador de audio que se encargará de darle vida a los juegos. Éste modelo es un kit basado en un chip amplificador estéreo STA540 y que entrega unos 30W por canal. Os puedo asegurar que el volumen es más que aceptable. 

Dado que el amplificador viene en kit, hay que montarlo. Pero es muy sencillo y lleva una media hora aproximadamente montarlo todo siguiendo las instrucciones. Se puede alimentar con cualquier cosa que dé entre 8 y 22V. Yo he utilizado un alimentador de 12V de 2A que también alimentará los LEDS de la parte superior.

Sin corriente no hacemos nada, así que he encontrado una regleta desmontable que utilizacé para conectar todos los alimentadores de la máquina. Fíjate bien en la regleta que utilices, ya que algunas tienen tornillos extraños y no se pueden desmontar. Yo la he abierto para poder realizar el cableado y atornillarla al suelo de la máquina.

Mientras tanto, sigo con lo mío y preparo un trozo de acrílico de 5 milímetros de espesor que servirá como protección de la pantalla y además tendrá un borde negro que ocultará el interior, dejando ver solo la parte visible de la pantalla. Marco las esquinas de la pantalla para saber exactamente donde se encuentran y así poder pintar la parte exterior. Utilizo también un spray negro brillante pero antes utilizo cinta de carrocero para proteger las partes que no quiero pintar. La parte pintada quedará en el lado interior de la máquina, así quedará todo mucho más brillante y siempre se podrá limpiar por fuera sin mayor problema.

Retiro el papel con mucho cuidado de no rascar el acrílico. Es posible que la pintura se cuele por debajo de la cinta de carrocero, así que tengo que hacer algún retoque. Dejo cinta de carrocero en el interior para evitar que se rasque la pintura al instalarlo sobre la pantalla. Y el resultado final una vez instalado es muy bueno!

Por último, instalo el cartel luminoso que irá en la parte superior. Éste cartel a parte de estético, tapará los altavoces y le instalaré unos LEDs blancos por detrás para que quede iluminado. Utilizo unos ángulos azules que he cortado a medida, para poder colocarlo en su sitio.

Por último y para darle el toque retro definitivo, instalo una cubrición de plástico llamada U molding y que protege la madera del astillamiento y además tapa las imperfecciones del corte. Solamente hay que cortarlo a medida e ir pegándolo con cuidado sobre los bordes. Cuidado con echar demasiado pegamento ya que puede manchar la pantalla y despues es complicado sacarlo.

Bueno, por fin ha llegado el momento, así que repaso todo con un paño y tras cargar el sistema RetroPie, es hora de comprobar todo y echar una partida! A continuación también te dejo éste mismo tutorial en vídeo por si te da pereza leer o quieres compartirlo con tus amigos:

Productos interesantes que te pueden interesar

Raspberry Pi Model B+ Kit amplificador de audio STA540 

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos!
Google Plus 

Ver comentarios antiguos...